Sin categoría

Frases de Sidhartha Gautama, Buda

21 Sep , 2007  

Todo lo que somos es el resultado de lo que hemos pensado; está fundado en nuestros pensamientos y está hecho de nuestros pensamientos.

Tu peor enemigo no te puede dañar tanto como tus propios pensamientos. Ni tu padre, ni tu madre, ni tu amigo más querido, te pueden ayudar tanto como tu propia mente disciplinada.

Rafa Eslava

Rafa Eslava

Ingeniero en informática de Sistemas at BuenRato
Creación de Aplicaciones:
- Web
- Móviles (Android, iOS, Windows Phone)
- Windows
- Videojuegos multiplataforma (2D y 3D)
- Más información
- Contácteme para solicitar servicios, publicidad, hacer sugerencias...
Rafa Eslava



2 Responses

  1. giroaj dice:

    Hola Rafa,

    Por eso St. Juan de la Cruz decía:
    “Un solo pensamiento basta: Dios” 🙂

    Un abrazo amigo !!

  2. Hola amigo,

    “Pienso luego existo”, hoy en día creemos que mientras más pensamos y ejercitamos nuestro cerebro mejor, más inteligentes, más lejos llegaremos. Pero en realidad es el pensamiento el que nos controla, está ahí, surge y se alimenta de nuestros recuerdos y nos roba la vida y cada vez se hace más fuerte. Si duda alguna el pensamiento es la facultad humana más sobreusada. Tenemos miles de sueños e ilusiones y de este modo miles de desilusiones. Somos marionetas de las miles de voces que hablan en nuestra cabeza.

    Lo mismo ocurre incluso con el ejercicio físico, mientras más mejor, más corremos, más rápido, más peso a levantar, más abdominales, sudar más, subir las pulsaciones, etc. Parece que mientras más dolor sufre nuestro cuerpo y por más que éste nos avisa , nosotros no lo escuchamos, pero nuestro pensamiento nos dice que el dolor es el camino y parece que con ello somos felices.

    Esto ocurre a muchos niveles y de muy diversa índole.

    Confundimos cantidad con calidad. Existen caminos para calmar nuestra mente, para conectarla a nuestro cuerpo, maneras de cuidar de nuestro cuerpo sin hacerlo sufrir, escuchándolo. Todo está ahí, pero nunca nos hemos escuchado a nosotros mismos.

    Un fuerte abrazo amigo 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *