cuerpo-mente

Sueños

14 Mar , 2007  

Todos soñamos. Si, es algo que nos ocurre a todos, no hace falta explicar que es un sueño. Un sueño nos es real en el momento en el que soñamos. En él pueden suceder hechos muy simples y muy complejos. Podemos experimentar realidades que jamás hemos imaginado anteriormente, personajes que no conocemos de nada, sitios que jamás vimos anteriormente, un mundo de leyes físicas que no se corresponden a las de la relatividad de Einstein.

Como soñamos todos, toda esta realidad nos parece algo normal, cotidiano, solo nos preocupa cuando soñamos cosas muy raras o cuando nos despertamos exaltados en una pesadilla, y esto es lo que solemos contarnos los unos a los otros de los sueños.
Hace ya mucho tiempo que a mí me fascinaban las preguntas:

¿quién crea esta realidad de los sueños?,
¿cómo es posible que “mi mente” cree realidades que yo jamás “pensé”, ni imaginé anteriormente?

Hoy he soñado, de hecho son la 5:50 de la mañana y el despertador no sonará hasta las 6:30, pero he sentido que tenía que escribir lo que me ha ocurrido. Mi sueño de hoy, era un sueño más, el lugar era una casa dónde antes vivía con mis padres (algo cambiada en cuanto muebles, escaleras, etc.), había gente que conocía (mi madre por ejemplo) y gente que jamás había visto antes, lo de siempre. Había varias mujeres sentadas en un sofá y yo me encontraba en otro asiento viendo la tele, ponían un vídeo musical que me pareció muy malo e intenté cambiar de cadena, cogí el mando, cambié un canal, pero a partir de ahí no pude seguir cambiando, como si el mando se hubiese atascado, entonces sentí la presencia, la mirada clavada en mí de una de las chicas del sofá, la miré y me dijo con cara muy seria y bastante molesta:
– Ya podías haber consultado antes de cambiar de cadena, estábamos viendo el vídeo.
(Aquello me impactó, me dejó fuera de lugar, aquella era mi casa, no lo entendía)
Me dirigí hacia ella, le di el mando y le dije:
– Lo siento.
El sueño continuó unos instantes: subí unas escaleras, bajé, me encontré en la cocina con mi madre, ella me dijo:
– Voy a tener que dejar de mirar a ese sofá.
Entonces desperté exaltado, con el corazón algo acelerado, no era ninguna pesadilla, pero sentía fuertemente que había algo que no cuadraba. Y súbitamente pensé:
– Si yo soy el que creo mis sueños, ¿por qué me sorprende la respuesta y reacción de este personaje? ¿por qué no conocía de antemano el guión de mi propia película?

Esto me vino de inmediato, recién despertado, no me había dado tiempo ni a abrir los ojos. A partir de este momento empecé a hilar pensamientos, ideas, sin parar, una tras otra.
– ¿Quién era esta chica? Sería algo externo a mi realidad creada en el sueño.
– Yo creo la realidad, el entorno de mi sueño, pero hay “personas” y cosas que me sorprenden porque “yo” no soy quien las ha creado.
– ¿A que “yo” me refiero? Es un nivel de consciencia diferente al que experimentamos durante el día. En este otro nivel de consciencia soy capaz de crear otra realidad, tan real como la que vivo ahora mismo. Tan real, que puedo tocar, oler, oír, degustar, sentir completamente todo un mundo.
– ¿Sería esta chica otra consciencia interactuando en mi sueño? Por eso me sorprende, sentía que ella no era parte de mi realidad que yo había creado.
– Naturalmente si ella pertenece a otra consciencia, ella en su sueño no estaba en mi casa, estaba en su propio entorno, su propia realidad, una realidad diferente.
– Es increíble, pero todos tenemos la capacidad innata de crear mundos complejos en nuestros sueños. Y las creamos sin haberlas pensado, sin haberlas imaginado previamente, no es un acto consciente (de la consciencia que normalmente utilizamos). Y no utilizamos nada para ello, solo dormimos y nuestro “yo” salta a un nivel de consciencia que no comprendemos.
– Luego no soy “yo” quien crea mi propio sueño. ¿quién más hay ahí? El problema es que creemos que somos nuestro pensamiento, tenemos el patrón preestablecido desde siempre: “yo = mi pensamiento”, “pienso, luego existo”. Y sin embargo, tenemos una clara prueba en nuestros sueños, de que hay otro “yo”, pues nuestro pensamiento no tiene control alguno sobre el mundo de los sueños, ni los crea, ni los controla, solo los experimenta. Ahora tengo más clara la existencia de diferentes niveles de consciencia, de diferentes “yos”.

Antes de hoy había soñado, pues imagínense cuantas veces, pero ¿por qué hoy me despierto de un sueño y encuentro un significado, unas respuestas que no me da tiempo ni a pensar, que vienen de dentro, como una intuición, un acto reflejo?
Naturalmente esto tampoco es casual, sino causal. La respuesta puede estar en todo lo que llevo viviendo en los últimos 3 años, pero esto seria largo de contar, de modo que vamos a los últimos meses y resumiendo.

Siempre he querido conocer el significado de los sueños, pues no los entendía. Hace unos años que hago chikung y medio año que estoy meditando. Mi mente está mucho más calmada y preclara. Hace unos meses que vi el documental ¿Y tú que sabes? y me gustó, sin juzgar si lo que en él se dice es cierto o no empecé a experimentar por mi mismo. Cada mañana al despertar y cada noche antes de dormir, aparte de dar gracias por el nuevo día y lo vivido y formular varios deseos, empecé a hacer algo nuevo, pedir que cada día me diese la oportunidad de trabajar sobre ciertas cosas, deseé mejorar mi meditación, deseé estar más despierto a la sincronicidad y tener una mayor intuición, desee escuchar mejor a mi ser interior y desee que una de las cosas que quería intuir era el significado de los sueños. Este último deseo hace ya semanas que ni me acordaba de él, seguía pidiendo los otros, pero éste se me había olvidado. Ayer tuve una sesión de meditación bastante buena, creo, para mi poquísima experiencia, nada raro en ella, solo que al terminar tenía una agradable paz interior, mi corazón y mi mente estaban callados. Y bueno, me acosté y el resto ya os lo he contado.

Yo he sido de profesión informático, me acuerdo ahora de cuantas veces me acosté pensando en un problema, en algo que no me salía en un programa, en la mejor solución posible para resolver algo, me dormía y justo al despertarme la solución estaba ahí, clara como el agua, ¿quién la había “pensado”? díganme, ¿no nos ha pasado a todos esto mismo? En el instante de abrir los ojos (muchas veces repentinamente después de un sueño) no habéis encontrado la solución a algo que os rondaba la cabeza, pero esa solución estaba ahí, al despertar, sin haber pensado en ella, de hecho cuando intentasteis resolverlo antes de ir a dormir os fue imposible.

Metta

Rafa Eslava

Rafa Eslava

Ingeniero en informática de Sistemas at BuenRato
Creación de Aplicaciones:
- Web
- Móviles (Android, iOS, Windows Phone)
- Windows
- Videojuegos multiplataforma (2D y 3D)
- Más información
- Contácteme para solicitar servicios, publicidad, hacer sugerencias...
Rafa Eslava



15 Responses

  1. dooddle dice:

    Ahhh, el maravilloso mundo de los sueños. Puede darte el mayor placer del mundo así como el mayor terror. Yo siempre he soñado mucho y cosas muy raras, desde niña. Últimamente sueño poco porque estoy muy cansada (bueno, no los recuerdo, que es diferente), pero he tenido sueños espectaculares (como volar). Con otros me he asustado y he llegado a plantearme qué narices tengo en la cabeza.

    Un saludooo

  2. Hola Doodle,

    Todos soñamos cosas muy raras, que nos sorprenden a nosotros mismos y nos preguntamos lo que tú, ¿que narices tengo en la “cabeza”? ¿por qué soñamos? ¿para qué? ¿quien crea ese mundo real e incomprensible de los sueños?

    La mayor parte de las veces, como tú dices, soñamos y no nos acordamos, algunas de ellas, nos despertamos, en ese momento nos acordamos y después nos volvemos a dormir y cuando despertamos de nuevo ya no nos acordamos por mucho que lo intentemos.

    Casi todo el que conozco ha soñado con volar, yo lo he hecho muchas veces, de muchas maneras, atravesando paredes, con cosas que ni en las películas de más ficción aparecen. Muchísimas veces desde muy chico he soñado con olas gigantescas estando yo en la playa y salir corriendo para nada. Y bueno hay sueños para escribir un libro 😉

    El caso es que todos tenemos estos sueños y ni siquiera sabemos nada de ellos.

    Un abrazo amiga 😉

  3. alonsii dice:

    Pues yo sueño con la cabeza despierta!!! Dormido, poquito y además luego no me acuerdo. Mi novia, que es psicóloga, se me enfada porque quiere analizar mis sueños. Me dice que es una defensa y no se que más cosas ;P Sobre lo de las soluciones que aparecen de la nada pues me pasa bastante. Una de mis pasiones es el diseño de juegos de mesa. Al levantarme cualquier duda a nivel de reglas o defectos en la dinámica del juego, suelen desaparecer. De hecho me voy a dormir con la certeza que me levantaré con la solucción por desayuno!!!

  4. giroaj dice:

    Eso de las soluciones al despertar por la mañana,…se asemeja a dejar un ordenador encendido toda la noche con alguna tarea pendiente y al dia siguiente, la máquina ya lo ha resuelto. Es que parece qu el cerebro tambien trabaja de noche, ja,ja.
    Le lanzas una pregunta al interior y no para hasta que la resuelve, …interesante ummm.
    Lo que nos choca es que sea la “máquina” solita y no nosotros los actores y protagonistas de la tarea,…
    Quizás si confiasemos más en nuestro interior en vez de acuciarlo a dar respuestas ¡ya! y le damos su tiempo en “computar” no dé mejores orientaciones.
    Ahora,…quién es el “currante” escondio en mí interior?? Ja,ja,ja.

    Un abrazo.

  5. Alonsii cualquier día nos sorprendes con la creación de un juego de mesa revolucionario, ya veras 😉
    Hay épocas en las que uno sueña más, otras menos, otras épocas en las que no te acuerdas…

    giroaj llevas toda la razón, deberíamos utilizar menos la mente pensante y hablar más con nuestro ser interior, veríamos los caminos más claros.

    ¿cuantos nosotros hay dentro de nosotros? ¿por qué nos identificamos solo con un de ellos? ¿cómo es posible que en nuestro ser sucedan cosas que ese “nosotros” no controla?

  6. Pedro dice:

    Muy interesante el post…ahora tengo 27 años, y ya no puedo hacerlo desde hace mucho… pero recuerdo que de pequeño sobre los 8 años, podia controlar mis sueños. Este fenomeno se llama “sueños lucidos” y en mi caso, mientras soñabas de forma normal envuelto en esa realidad, de repente te dabas cuenta de que todo era un sueño y te preguntabas si podias manipularlo… y en efecto, podía cambiarme a cualquier lugar que se me ocurriese, o estar con quien me apeteciese. Y todo como si fuera real, sabiendo que lejos de alli estaba acostado en mi cama… Lo recuerdo con añoranza…esos fueron de los mejores sueños que recuerdo.
    No se si de pequeño mi subconsciente y el yo consciente tenían alguna tregua… pero cuando lo hacia sabía que no era real y que la sustancia con la que “creaba” era infinita… Tras vivir estas experiencias no soy de los que piensan que nos trasladamos a otro mundo ni nada de eso, pienso que el sueño es una herramienta para ordenar nuestras experiencias y hacerlas útiles para nuestra vida cotidiana. Pero no descarto nada…quien sabe…Los sueños siempre han sido un tema de reflexión.
    Curioso Metta el cambio que estas teniendo. Hace meses que sigo el blog, aunque este mi primer comentario…soy bastante escéptico y precavido aunque nunca decarto nada. Suelo atribuir “niveles de credibilidad” a todas las ideas de como es nuestro universo y nosotros mismos. Vi el documental de “y tu que sabes” tras tus comentarios sobre el… y me parecio lleno de tecnicas de manipulación y medias verdades mezcladas con argumentos y situaciones orientadas a quienes sufren un vacio espiritual… y todo muy bonito… Pero me ha parecido muy interesante tu punto de vista que, sin pararse a juzgar como he hecho yo,¿Por que no ponerse a experimentar?
    Yo no se como esta hecho el mundo y nadie de los que a intentado explicarmelo me ha convencido. Cada teoría aporta algo a mi “idea de universo”, sin embargo todas tienen sus carencias ya sean religiosas o científicas ( en mi opinion) asi que; puede que sea interesante plantearse el mundo como algo que puedes modificar con tu actitud ante la vida.
    saludos

  7. Pedro dice:

    (pequeña aclaración)
    Me acabo de dar cuenta de que eres Rafael creí que “metta” era tu nombre en el blog…
    Saludos

  8. casiopea dice:

    …mmm no sé por donde partir…
    este es uno de esos temas q me apasionan y creo que es difícil conversarlo a través de un blog cuando la manera indicada sería compartiendo un café durante horas…

    por suerte pedro te habló sobre los sueños lúcidos… en tu búsqueda quizás ya te topaste con jodorowsky, si no es así pues te recomiendo su libro “psicomagia” y revísale a la parte en que relata su trabajo con los sueños (creo q es en ese libro… reviso y te aviso si es así) si sigues tomando conciencia te apuesto a que podrás manejar tus sueños a voluntad. él hacía un ejercicio bien simple, cuando crees que estás soñando te tomas del aire y te sostienes de él como si fuera una barra sólida, si te elevas del piso sabes que estás soñando y desde ahí a crear… (bueno, yo no lo he logrado pero conozco gente que reporta que es posible)

    me interesa más tu pregunta por la parte de los otros yo y las otras conciencias… y justamente de los sueños partió freud su concepto de inconciente… (viste?? hiciste un gran descubrimiento!!) el psicoanálisis es mi orientación teórica pero no creo que sea el importante explicar de qué se trata… prefiero quedarme con tu experiencia que es fantástica…

    de tu sueño: me preguntaría que tan conectado estás con tu lado femenino (por ponerlo en un lenguaje coloquial)… veo que estás en un proceso de equilibrio interno y tal vez hayas descuidado esa parte, que le hayas dando el control a lo otro (ve con los ojos de tu ánima, acercate al arte, crea, busca entre tus maestras, todos las tenemos, actúa desde la intuición, etc…)… el q aparezca tu madre no es casual (bueno, nada es casual, como ya sabes…) y subir escaleras: es una búsqueda espiritual…
    dale una vuelta a eso y dime si te hace sentido…

    sobre quién es el que crea tus sueños… podría decirte que ese eres tú, lo más profundo de ti (esa parte que se mezcla con el todo en el inconciente colectivo, y esa parte que te habla de tu propio psiquismo que es el inconciente personal según jung)
    quién es el que despierta exaltado y se pregunta?? pues esa es la “persona” una parte conciente, construida y socialmente modelada… y que mientras pregunta más le da cabida a ese gran otro q puedes llegar a ser (al q sueña, al q responde, al q crea…)
    no hablo de verdades, como en todo, en especial en la psicología, hay distintas respuestas… pero me gusta más esta a aquella q cree q los sueños son remanentes, función inútil, acto reflejo, de las redes neuronales…

    como siempre, creer es crear…

    un abrazo y cuando quieras seguimos el tema

  9. casiopea dice:

    ah… rafael, échale un vistazo a este video…

  10. Hola Pedro,
    encantado de conocerte y bienvenido 😉

    Muy interesante lo que nos cuentas sobre los sueños lúcidos que tenías de chico, tiene que ser maravilloso poder controlar tus propios sueños y ser consciente de ello. Sin duda alguna, investigaré al respecto, creo que puede ser algo interesante a experimentar.

    También me resulta curiosa tu frase “la sustancia con la que -creaba- era infinita” y además esa realidad que creabas era tan “real” como la que se tiene despierto, que mundo de posibilidades tan enorme…

    Estoy muy de acuerdo contigo en que el documental “y tu que sabes” está lleno de medias verdades y que toda la información que nos llega puede ser muy peligrosa cuando se tiene un vacío espiritual, pero lo importante creo que es tener el corazón abierto, escuchar como te sientes interiormente con las ideas, aprender de la propia experiencia, y seguro que cuando te haga falta ayuda, un maestro o un conocimiento concreto, cuando estés preparado, éste aparece y si estas atento lo verás.

    Es cierto, que estoy cambiando y mucho, evolucionando, diría yo, y creo que en ello estamos todos, nada es permanente, en mayor o menor medida la vida no es más que un camino de cambio en el cual tú como todos nosotros también estás. Veo que tienes tus ideas claras y que no te dejas llevar, pero captas la luz que necesitas de dónde te venga, eso es lo importante y como tu ya has visto, tu actitud ante la vida es primordial. No estamos aquí para ser víctimas, para quejarnos de todo y por todo, esa actitud no conduce a nada, en lugar de ello prefiero tomar las riendas y dibujar un lienzo lleno de colores y luz que me llene a mí y que irradie paz y alegría lo más posible a todo aquel que me acompañe en el viaje o que quiera mirar. Somos parte activa de nuestras vidas, para mí no está todo escrito.
    He visto tu perfil y tu blog y me ha gustado mucho tu sinceridad y honestidad a la hora de escribir. Me quedo con esta frase tuya: “Tengo como hobbie una crisis existencial y soy de los que necesita quedarse a solas aunque sea solo un momento al día para ordenar mis pensamientos y dejar de ser un autómata”, tu tienes 27 años, y me recuerdas en algunas cosas que escribes y piensas a mí mismo cuando tenía 10 años menos 😉
    Es un placer seguir conociendo amigos a través de Internet, Pedro espero que sigamos compartiendo ideas y enriqueciéndonos mutuamente, un gran abrazo alicantino 😉

    Hola Casiopea,
    encantado de conocerte y bienvenida 😉

    Gracias a Pedro y a ti he tomado mucho interés en lo que me contáis sobre los sueños lúcidos, buscaré este libro que me recomiendas de Jodorowsky, muchas gracias 😉
    No conozco prácticamente nada de Freud ni del psicoanálisis, pero veo que tu si lo conoces bastante.

    Celebro que mi experiencia te haya gustado y sea válida para tus temas de estudio.

    Me ha sorprendido mucho la explicación que das a mi sueño, analizaré que tan cerca o lejos estoy de mi lado femenino, por ejemplo, tengo ganas de volver a tocar la guitarra y a pintar, cosas que abandoné hace tiempo por el devenir de la vida. Buscaré maestras. Hace unos meses que ando intentando conectar más con mi intuición, pero estoy en ello 😉 Lo de la escalera me ha dejao flipao 😉

    Me ha gustado mucho esto amiga: “y que mientras pregunta más le da cabida a ese gran otro q puedes llegar a ser (al q sueña, al q responde, al q crea…)” y desde luego no estoy de acuerdo para nada en la gente que crea que “los sueños son remanentes, función inútil, acto reflejo, de las redes neuronales…”

    Muy bueno el vídeo de youtube, ya desde que empieza dando consejos desde su propia experiencia merece la pena ser visionado y de hecho el autor, enumera una serie de verdades dormidas, que casi todos conocemos, pero que casi nunca recordamos y el vídeo cumple muy bien su función dejando un muy buen sabor de boca 😉 De hecho creo que lo voy a colocar en un siguiente artículo con tu permiso 😉

    En fin, quizás tú puedas ser una de esas maestras de las que hablas 😉 Un placer conocerte, un fuerte abrazo y saludos para Chile 😉

  11. casiopea dice:

    eh, que bien que te haya servido el comentario… esa era la idea. Si te fijas, actualicé mi perfil y estoy por publicar el blog, que lo he tenido ahí pausa, y ahora inspirada en este intercambio de ideas me dan muchas ganas de echarlo a andar…

    sobre el vídeo, claro que sí!! compártelo y ahí lo comentamos más… para mí fue un regalo cuando me lo mostraron..

    un abrazo desde el otro lado del mundo!!

    estamos en contacto

  12. giroaj dice:

    Bueno, solo una sugerencia,…

    “En la remota antiguedad existían los hombres-verdad, los hombres-verdad dormían sin sueños,…”
    Wen Tzú.

    A mí como referencia me vale,…

    Un fuerte abrazo, 🙂

  13. Hola,
    Casiopea a ver si te animas a publicar tu blog, seguro que tienes muchas cosas que compartir con el mundo 😉 ¡Animo!

    giroaj me has convencido a echar un vistazo al clásico taoísta “la comprensión de los misterios”o Wen Tzú, ya te diré que me parece 😉

    Abrazos

  14. Muchas de las preguntas que haces, también yo me las planteo. Es un mundo difícil de explicar el de los sueños. A menudo he pensado que en él se puede hacer realidad cualquier cosa por lo que, de alguna manera, el hombre es realmente capaz de todo, imaginable o no.

  15. Hola José Angel,
    Todos nos hacemos muchas preguntas respecto a los sueños, pues nos ocurre a todos y ninguno tenemos una explicación, pero como tu dices, nos da la capacidad de viajar a mundos inimaginables. Esto para ti puede ser un muy buen caldo de cultivo apara tus creaciones literarias, ¿no?

    Un fuerte abrazo amigo 😉
    PD: por cierto he cambiado el enlace a tu blog, supongo que es mejor así 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *